Wenceslao Costamagna | Maíz pisingallo, un negocio de nicho que exige sintonía fina
12405
post-template-default,single,single-post,postid-12405,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-2.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Maíz pisingallo, un negocio de nicho que exige sintonía fina

Maíz pisingallo, un negocio de nicho que exige sintonía fina

12:48 06 diciembre in destacada
0 Comments

Alternativa. Con una demanda mundial limitada es riesgoso sembrar sin contrato

Emanuel Marchionni

PARA LA NACION

La siembra de maíz pisingallo sue­le ser en la Argentina una alterna­tiva al maíz común con el objetivo de mantener dicha gramínea en la rotación. Como toda especialidad, mundialmente tiene una demanda limitada, o sea, es un mercado de ni­cho y se debe producir sólo lo que el mercado necesita

Una excesiva cantidad de pro­ducción puede generar una caída pronunciada de los precios en un corto plazo. Por lo general esta si­tuación de alta producción vienede la mano de productores indepen­dientes que deciden sembrar sin | antes acordar la entrega del grano mediante contratos con algún ex­portador de trayectoria. Para obte­ner un año de oferta moderada la superficie implantada en todo el pais no debería superar las 60.000 hectáreas, considerando el rinde ¡ promedio de los últimos años de 38 quintales por hectárea.

A modo de ejemplo, la gran osci­lación del precio se vio reflejada en el transcurso de sólo 3 campañas cuando luego de una superproduc­ción en la Argentina y los Estados Unidos los precios cayeron a niveles impensados en 2010 y 2 años más tarde una sequía extrema en la Ar­gentina hizo que los valores FOB superen los valores históricos.

Nuestro país es el segundo pro­ductor mundial y desde 2000 es el principal exportador de este pro- I ducto con unas 230.000 toneladas y por lo tanto es formador de precio. Estados Unidos es el primer pro- ductor mundial pero exporta unas

110.000 toneladas, luego le siguen Francia, Sudáfrica y Hungría. En to­tal hay unos 50 exportadores argentinos y el 70% del volumen proviene de l2 empresas que forman parte de la Cámara Argentina de Exporta­dores de Pisingallo (Campi).

En los últimos 5 años, fuertes compradores de pisingallo argen­tino como Brasil y Turquía no sólo disminuyeron drásticamente su demanda sino que comenzaron a exportar su producción. De esta manera, pasaron de ser compradores a exportar bajos volúmenes. Por lo que la variabilidad del precio no sólo depende de la oferta argen­tina y de los Estados Unidos, si no que algunos países pueden también cambiar y perpe­tuar este cambio en el tiempo.

El maíz pisingallo en nuestro país es una cadena con alto valor agrega­do, que ingresa sumas de divisas en el país, donde los exportadores de relevancia invierten recursos para mantener la prevalencia argentina en el mercado gracias a la mejora continua de la calidad.

Wenceslao Costamagna

wenceslao@wcostamagna.com.ar
No Comments

Post A Comment